Los científicos han detectado signos de agua mientras el objeto 2I / Borisov se dirige hacia el sol.  

Los astrónomos han visto signos de rocío de agua del cometa 2I / Borisov, queestá volando hacia el Sol en un viaje desde el espacio interestelar. Es la primera vez que los científicos ven agua en nuestro Sistema Solar que se originó en otro lugar.

Un equipo dirigido por Adam McKay, astrónomo del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, informó el descubrimiento el 28 de octubre en el servidor de artículos arXiv.

“Hay agua, eso es fantástico,  es genial”, dice Olivier Hainaut, astrónomo del Observatorio Europeo Austral en Garching, Alemania. El descubrimiento no es sorprendente, dice, porque la mayoría de los cometas contienen mucha agua. Pero confirmar la  presencia de agua en un cometa interestelar es un paso importante para comprender cómo podría viajar el agua entre las estrellas.

Los astrónomos han estado rastreando ávidamente a Borisov desde su descubrimiento el 30 de agosto, porque la trayectoria del cometa muestra que proviene del espacio profundo, no del Sistema Solar exterior como lo hacen la mayoría de los cometas. Borisov se formó alrededor de una estrella distante y desconocida hace miles de millones de años, algo lo sacó  de su órbita y lo envió a toda velocidad hasta aquí. Es solo el segundo objeto interestelar descubierto, después de ‘Oumuamua el 2017.

McKay y sus colegas utilizaron un telescopio de 3.5 metros en el Observatorio Apache Point en Sunspot, Nuevo México, para sondear la luz solar que se reflejaba en Borisov. El 11 de octubre, vieron una señal reveladora de oxígeno en los espectros de luz provenientes del cometa

Los científicos compararon la cantidad de agua en el cometa con la cantidad de cianuro que contiene, que otros investigadores habían detectado previamente. La proporción agua-cianuro es consistente con la observada en los cometas del Sistema Solar. Eso refuerza la creciente idea de los científicos de que Borisov no es tan diferente de la mayoría de los cometas, a pesar de provenir de un sistema estelar diferente. “Todas las señales hasta ahora apuntan a que no sea raro”, dice Matthew Knight, astrónomo de la Universidad de Maryland en College Park. 

Borisov volará más allá del Sol a principios de este mes. A medida que se acerca el calor del Sol calienta el cometa y hace que su núcleo helado rocíe gas y polvo. Los astrónomos esperan ver más signos de agua y otras moléculas saliendo de ella en las próximas semanas.

Lee la nota completa en:

https://www.scientificamerican.com/article/second-ever-interstellar-comet-contains-alien-water/

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías